Blog donde comparto todas mis experiencias como madre de gemelos, como sobrevivir cada etapa en el desarrollo de mis hijos y mi crecimiento personal como madre, profesional y mujer independiente.

14 mayo 2012

MATERNIDAD: ¿Día de la Madre?

 copyright rubeth reyes

Este fin de semana me desconecte voluntariamente, en un intento para organizarme para el tan proclamado Día de la Madre. No es que no me agrade la idea de tener, en el calendario gregoriano, un día en el cual se reconozca mi labor y el esfuerzo de ser mamá. A quien no le gustan los agasajos en la oficina, el discurso de tu jefe (tal vez forzado) donde mencione tus logros, recibir regalos de tus pareja y los incontables besos de tus hijos.

¿Es acaso que tenemos que esperar ese único día para que todos en el mundo se percaten que eres especial, invaluable, llena de virtudes? ¿El único día para visitar a esa mujer que te dio la vida, y le hagas promesas que poco a poco irán diluyéndose de tu memoria?

En el domingo vi a "Bertha Valor", el nombre muy irónico de mi abuela materna. Y digo irónico por que el valor que tuvo esta mujer, ahora de 97 años, de sacar adelante a 7 hijos sola. !Es simplemente increíble! Imagina lidiar con pañales de tela, lactar a dos a la vez, levantarte a las 5 a.m. para despertarlos, mandarlos al colegio y asegurarte que lleguen a su destino (si tienes hijos entiendes de lo que hablo).

De los siete hijos de esta asombrosa mujer, sólo 2 estuvieron con ella. !Me produjo tanta cólera! Ninguna madre es perfecta (si lo sabré Yo) y no es razón para armar una Muralla China en tu corazón. ¿Tendría sentido llamarlos y exigirles que le den afecto? Si no nace en ti, no debe ser impuesto. Ya somos adultos. Cada quien le responde a su conciencia en algún momento.

Mientras comimos en el restaurante, ella comenzó a recordar cada detalle de mis gemelos cuando eran bebes: Como les ponía las medias, les contaba cuentos, como los hacia cabalgar en su regazo, etc.

Sus ojos se abrieron de par en par, y me abrazó. Sólo una frase salió de sus labios antes de acabar el día: 

"Ven a verme a mi casa"
"Si, Bertha. Éste y todos los días son tu día"


2 comentarios:

  1. me salieron unas lágrimas. Gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  2. Gracias chicas! Me inspiran para seguir escribiendo. Besos

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario. Te invito a que me sigas.